Principales errores a evitar cuando contratamos un hosting
Principales errores a evitar cuando contratamos un hosting

Principales errores a evitar cuando contratamos un hosting

Entre las decisiones más importantes que tomamos a la hora de gestionar nuestro negocio online, nunca suele aparecer realizar una previa búsqueda del mejor proveedor de hosting

Se desconoce mucho a cerca de la importancia de tener alojado nuestra empresa en una buena compañía de host, y es por ello que se pasan por alto muchos detalles que dan lugar a futuros problemas o inconvenientes.

En este artículo no queremos deciros qué debéis tener en cuenta a la hora de contratar un hosting, sino por el contrario, principales errores que NO debéis cometer cuando vais a contratarlo

Tarifas de hosting VADAVO

Cuidado con la publicidad engañosa

En muchas ocasiones nos podemos dejar seducir por ofertas que incluyan planes gratuitos o espacios ilimitados, pero ante estas situaciones debemos preguntarnos ¿cómo hacen para sostener este precio o estas condiciones? Y la respuesta muchas veces se encuentra en que se prefiere sacrificar la calidad para rentabilizar su servicio al máximo. Nunca nadie regala nada.

Esta baja calidad luego nos va a repercutir porque va a afectar a que nuestra página vaya muy lenta, existan inserciones publicitarias masivas en tu sitio web o se encuentre fuera de línea normalmente, lo que claramente no buscamos, ya que nos perjudica.

Precio como factor determinante

Sabemos que son muchas las empresas que cuenta con un presupuesto limitado para contratar su alojamiento web, por lo que tan sólo ven viable la contratación de un plan económico. Sin embargo, hemos de valorar otros factores ya que, si únicamente nos fijamos en este, puede llevarnos a mayores complicaciones de cara a futuro. ¿A quién vas a llamar si tienes un problema? ¿Y si se rompe tu página web? ¿Cuántas horas va a estar caída hasta que el soporte técnico lo arregle? Lo barato, siempre acaba saliendo caro.

Consecuentemente, lo que hay que hacer es comparar los diferentes planes en base a las características que ofrecen, buscando aquel plan que ofrezca mejor servicio en relación calidad / precio. 

El hosting no es un producto es un servicio

Muchas veces se tiende a considerar el hosting como un producto, cuando lo que realmente es, es un servicio. 

Si el hosting es de calidad, te ofrecerá un panel en el que puedes acceder a herramientas como creación de cuentas de correo, restauración de copias de seguridad, creación de subdominios, acceso a los ficheros de tu página web, etc. Además, contarás con un servicio de Atención al Cliente por chat, correo o teléfono.

En cualquier momento un servidor puede fallar, ya sea uno muy completo o uno básico, y lo cierto es que no todos los planes que se contratan ofrecen un buen servicio de atención. Por esta razón debemos de comprobar antes de contratarlo, que este servicio sea correcto, inmediato y de calidad

Mismo hosting para todas las plataformas 

Cada una de las plataformas que usas pueden tener las mismas o diferentes necesidades, es por eso que debemos adecuar los planes contratados en función de las distintas plataformas. Por ejemplo no tendrán las mismas necesidades tu página web que tus cuentas de correo electrónico. 

Renovación del servicio

Muchas veces en la letra pequeña del contrato la pasamos por alto, y tiene una gran importancia. Es fundamental que te asegures de preguntar antes de contratar tu hosting cómo funciona la renovación del servicio y si el precio varía una vez es renovado.

Compatibilidad

Una pregunta repetida en este ámbito es ¿qué va primero el sitio web o el servidor? Y es que ambas cosas van de la mano, para que cuando desarrolles tu página web estés seguro de que el servidor que contrates sea compatible. En caso de no hacerlo podría llegar a suceder que la plataforma y el servidor no sean compatibles y debas invertir en otro servidor o en volver a desarrollar tu sitio web.

Experiencias de clientes

Un último consejo es evitar aquellos proveedores de hosting sobre los que no haya escrita ninguna opinión. Es importante conocer las experiencias de clientes, ya que el saber que a nivel general los usuarios están satisfechos es un buen indicador de que ese plan es buena opción. De hecho, si un proveedor de hosting no tiene opiniones de sus clientes en Internet, no es muy “buena señal”. 

Por lo que ya sabes, evita caer en estos errores para así elegir el plan más adecuado a tus necesidades. Con este fin te aconsejamos que consultes las opiniones entre los usuarios, comentarios de la empresa en redes sociales, y que pongas hincapié en averiguar cómo funciona y cuál es su servicio de atención al cliente. 

¡Escoger un buen plan de hosting es relativamente sencillo, sólo es cuestión de prestar atención!

Consulta más información sobre nuestros servicios de hosting en el siguiente enlace.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Author

Write A Comment