Qué es la infoxicación y 4 trucos para evitarla

La infoxicación digital, también conocida como «sobrecarga informativa», se refiere a la gran cantidad de información disponible desde la llegada de Internet, lo que dificulta que los usuarios tomen decisiones o comprendan un tema en particular.

No hay duda de que todos nos hemos sentido abrumados por la avalancha de información desde la llegada de Internet y, por supuesto, esta percepción se ha profundizado con la popularidad y el uso de los teléfonos móviles

Básicamente, cualquier persona con una conexión a Internet en uno de estos dispositivos puede acceder a una gran cantidad de información en segundos.

Si ante toda esta información en Internet te sientes vulnerable y tienes dudas de cyberseguridad, te recomendamos que leas: Registro SPF, ¿Qué es y cómo te protege?

6 causas por las que sufrir infoxicación digital

Las razones de la aparición de la infoxicación son personales y variadas, depende del carácter de la persona o de variables del entorno. Sin embargo, las más comunes son:

Inseguridad

A veces nos enfrentamos a situaciones en las que tenemos que tomar una decisión y, por inexperiencia, ignorancia, miedo u otras razones, podemos sentirnos inseguros sobre los resultados del desenlace.

Naturalmente, recurrimos a varias fuentes de información en busca de ayuda y orientación para decidir qué es lo más apropiado. Pero esta incertidumbre hace que la investigación sea confusa y nos bloquee, sin saber qué hacer.

Comparación

Otro ejemplo en el que hacemos una investigación exhaustiva de información es cuando tenemos que decidir vender un nuevo servicio, producto o infoproducto.

Queremos saber qué están haciendo nuestros competidores, aprender de nuestros errores y mejorar nuestros procedimientos. Es por eso que navegamos por miles de artículos sobre temas que nos interesan.

Como resultado, tenemos más información de la que podemos manejar y nos sentimos abrumados por no comprenderla.

Guardar información «por si acaso»

Ya sabemos que los títulos de los artículos son clave para captar la atención de los usuarios. A veces son tan convincentes que incluso guardamos lo que está escrito en el registro sin siquiera saberlo.

En ocasiones ni nos molestamos en leer la publicación, simplemente la escaneamos cuidadosamente, pero mantenemos esta URL en nuestro archivo «en caso de que la necesitemos más tarde». Este es un ejemplo clásico de infoxicación.

Hay tanta información a nuestra disposición que no tenemos tiempo para absorberla, y eso nos produce agobio.

Habituación

Cuando empezamos a filtrar la información que obtenemos de Internet, tendemos a quedarnos cortos. Tal vez sea porque no entendemos lo que se publica. 

Como acabamos de comentar, sin saberlo, muchas veces te quedas con la URL de un perfil que en su día te pareció interesante y lo lees más o menos todos los días sin ya recordar el motivo.

Cuando la cantidad de perfiles va aumentando y estos no cesan de publicar contenido, en tan solo unos días nos encontramos ante la imposibilidad de seguir el ritmo de las publicaciones de estas webs que seguimos y se nos acumulan cientos de los artículos que solíamos ojear.

En este momento, aparece el agobio y el escaneo, y no la lectura comprensiva de contenidos. Tras esto, llega la infoxicación.

Apariencias

Si tienes muy presente en tu día a día el famoso dicho «el conocimiento es poder», estás en peligro de sufrirla. Esta frase nos ha hecho mucho daño ya que, a menudo, usamos información para aparentar que tenemos un gran conocimiento sobre un tema. 

El problema es cuando queremos saberlo todo y nos vemos obligados a leer toda la actualidad, pero citando otro conocido dicho: “quien mucho abarca, poco aprieta”.

Miedo

Si te preguntas: «¿Qué pasa si me perdí algo importante?», estás a un paso de quedar atrapado en la infoxicación.

La razón principal de la falta de especialización es el miedo a perderte información. Satisfacer estos sentimientos nos obliga a profundizar en los problemas inquietantes en los que somos buenos de forma innata

Si estás actualizado en tu industria, sabes muy bien que es igualmente importante tener diferentes especializaciones. Por ejemplo, en la industria del marketing digital, es necesario gestionar adecuadamente el contenido que proporcionas a tus usuarios e identificar su sitio natural. Querer conocerlos todos a la vez puede hacer que te olvides de tus objetivos. Por ello, frena un poco y no caigas en la infoxicación.

4 formas de evitar la infoxicación digital

Entonces, ¿cómo podemos filtrar y seleccionar los datos que se publican en Internet y no llegar a infoxicarnos?

Si te has sentido identificado con una o varias de las causas o síntomas que te he mencionado anteriormente, aquí van 4 métodos que puedes comenzar a poner en práctica desde hoy mismo para evitarlo:

Buscar fuentes de información de calidad

Mantenerse al día con innumerables medios digitales y bloggers es fácil si administras la información que recibes a través de un lector de RSS.

Pero lo más importante, si no quieres que te domine el entusiasmo, es que debes priorizar la calidad sobre la cantidad. Elige 2-3 fuentes principales para cada tema que te interese, pero trata de no exceder esta cifra.

Utiliza herramientas de gestión de contenidos

En pocas palabras, la curación de contenido es la forma en que filtramos y curamos la información de nuestras fuentes elegidas. Evitamos la infoxicación con ellos y reducimos el riesgo de infoxicar a otros, ya que nos permiten compartir contenido en las redes sociales.

Un ejemplo de una herramienta de este tipo es Scoop.it .

Delimita un tiempo máximo de búsqueda

No puedes pasar 1000 horas frente a un ordenador o pantalla de teléfono leyendo las noticias, a veces incluso leyendo titulares que no reflejan la realidad. 

Por lo tanto, es interesante decidir cuánto tiempo debes pasar leyendo las noticias del día, por ejemplo, máximo dos horas al día.

El resto del tiempo tenemos que ser eficiente con nuestras rutinas y nuestro trabajo diario, no podemos descuidar eso.

Crea tu propio criterio

Gracias a Internet, es posible ser autodidacta. Así que siempre habrá momentos en los que tengas una opinión sobre algo. 

Es hora de dejar de leer a discreción y comenzar a leer de manera más crítica. Descubrirás que hay blogs que solías seguir que dejaron de aportarte algo. No te preocupes por borrarlo.

Conclusión

Las nuevas tecnologías están en constante desarrollo y cada vez entran más datos en Internet.

Pero no debemos huir de él, ya que mejora nuestra vida personal y empresarial, pero tenemos que aprender a vivir con él. 

Por lo tanto, debemos ser inteligentes, pragmáticos y obtener las herramientas adecuadas para no llegar al punto en que las publicaciones nos conduzcan a mermar nuestras habilidades y los recursos que tenemos.

La infoxicación digital se “cura” a través de la gestión y la regulación, por lo que debemos poder filtrar la información a la que nos exponemos. 

¿Crees que sabemos cómo arreglar el aburrimiento, o seguiremos creciendo y viviendo del tiempo humano?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Author

Write A Comment