Los mejores consejos para unas claves seguras en Internet

Hoy en día, casi toda nuestra información está expuesta en Internet y poseemos cuentas para prácticamente cualquier aplicación que utilizamos en nuestro dispositivo móvil u ordenador. La gran mayoría de estas cuentas van ligadas a un correo electrónico y una contraseña y, para no olvidarlas, acabamos utilizando las mismas para todas nuestras cuentas.
Esta práctica es muy peligrosa, ya que es un reclamo para los hackers y puede acarrear grandes problemas de ciberseguridad. Para evitar que pases por ese mal trago, hoy te traemos algunos de los mejores consejos para que todas tus claves sean seguras en Internet.

6 reglas para escoger claves seguras

Además de explicarte la manera correcta de escoger una contraseña segura, también te enseñaremos cómo mantenerla siguiendo recomendaciones basadas en los estudios de expertos del Centro Nacional de Ciberseguridad
Es importante tener en cuenta que nuestras contraseñas son nuestras aliadas cuando hablamos de defendernos de personas desconocidas que tratan de acceder a nuestra cuenta sin nuestro consentimiento y, por ello, debemos dejar de cometer errores y tener en cuenta los siguientes puntos:

Clave distinta a la del correo electrónico

Utilizar una contraseña que sea segura comienza por no repetir la misma en todas tus cuentas, especialmente la de tu correo electrónico, ya que suele ser la ruta para acceder al resto de tus cuentas y tus datos.

Palabras aleatorias

Crear contraseñas que contengan tres palabras aleatorias dará una mayor seguridad a tu cuenta y hará que sean más memorables. Has de evitar utilizar contraseñas poco fiables en las que utilices datos personales como tu lugar y fecha de nacimiento, el nombre de tu mascota o de tu familia, ya que esto aumentará considerablemente la probabilidad de que roben tus claves.

Gestores de contraseñas

Si tu mayor problema para crear nuevas contraseñas es que las olvidas, no te preocupes por ello, puedes dejar de utilizar la misma para todos tus sitios web si comienzas a guardarlas en el navegador. Este las recordará por ti y evitará que las olvides o las pierdas, ya que apuntarlas en un post-it, una agenda o un documento guardado en tu ordenador, no es la mejor idea.

Autenticación de dos factores

Otro muy buen consejo es el de activar la autenticación de factores. Esta es una herramienta que facilitan varios proveedores de servicios en línea con el fin de añadir otra capa de seguridad adicional al inicio de sesión en tus cuentas.

Más extensas de lo aconsejable

En seguridad digital, algunos expertos indican que lo aconsejable es que nuestra contraseña cuente con al menos doce caracteres, pero cuantos más lleve, más difícil será de adivinar. Una clave segura debe contener minúsculas, mayúsculas, números y signos especiales.

Alerta al phising

A pesar de que tu contraseña pueda ser muy segura, también debes tener cuidado con el phising o robo de datos en Internet. Si recibes emails sospechosos o te encuentras en una página web poco fiable que te pide demasiados datos, número de tarjetas o claves, tu primer impulso debe ser desconfiar.

Además de todo esto, es muy útil complementar estas claves de seguridad con recordatorios que te indiquen que no puedes usar la misma contraseña en diferentes cuentas simultáneamente, que cada cierto tiempo debes cambiar tus contraseñas, que no las compartas con nadie de tu entorno, etc.

¿Qué ocurre si no usas claves seguras?

Ahora que sabemos algunos de los trucos más básicos y recomendados para crear tu contraseña segura, te explicamos qué puede ocurrir si ignoras estos consejos y no prestas atención a tu seguridad en Internet:

Robo de cuenta

Lo más sencillo y habitual para los hackers es acceder a tu cuenta y robártela. Si esto ocurre, probablemente tú ya no podrás tener acceso a ella y el hacker podrá administrarla como si fueras tú, suplantando tu identidad.

Venta de datos

Otro peligro muy común es el de robo de datos, que posteriormente deriva en la venta de estos a terceros. Aunque no lo creas, la venta de datos es un gran negocio lucrativo para los hackers y, en muchas ocasiones, el afectado ni siquiera se da cuenta de lo que está sucediendo. Esto supone una lucración a tu costa además de una violación de tu intimidad.

Robo de dinero

El caso más grave que posiblemente encontremos es el del robo directo de dinero, a través del traspaso de capitales o movimientos similares. Si los otros factores ya eran preocupantes, al conseguir acceder a tus datos bancarios, tus alertas se disparan de forma multiplicada.

Conclusión

Como resumen, podemos destacar que el uso de contraseñas poco seguras es un riesgo evidente para todos los usuarios que se encuentran en el mundo online. 

A pesar de que las contraseñas llevan existiendo décadas, todavía no hemos aprendido a utilizarlas correctamente y cada vez, en un mundo donde la tecnología no para de avanzar, es más importante estar pendiente de ello.

Para evitar estos peligros, solo te llevará unos minutos crear una contraseña segura y ahorrarte disgustos cibernéticos. ¿Tienes más dudas sobre el tema? ¡Te leemos!

Además, si quieres aprender información adicional sobre ciberseguridad, te recomendamos nuestro artículo sobre el registro de SPF.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Author

Write A Comment