Qué es Horde Webmail y cómo comenzar a utilizarlo

Antes de empezar: ¿Qué es el Webmail?

Después de haber adquirido un hosting y un dominio, uno de los puntos principales siguientes en la lista de tareas será el de crear una dirección de email personalizada vinculada a ese dominio. Para poder gestionar las cuentas de correo electrónico que acabamos de asociar al mismo, podremos echar mano de las herramientas de gestión clásicas como pueden ser Outlook o Thunderbird, o bien podremos utilizar otra herramienta: el Webmail. En pocas palabras, el Webmail, por tanto, lo que hace es facilitarnos las tareas de gestión de los correo personalizados asociados a nuestro dominio. Como gestor de correo web, nos permitirá enviar y recibir correos, revisar borradores y elementos enviados y recibidos, pero lo hará de forma directa desde el navegador en cualquier dispositivo con conexión red.

¿Qué nos ofrece Horde Webmail como servicio?

Además de las funciones básicas ya mencionadas que ofrece cualquier servicio de Webmail, Horde nos trae funciones como calendario, libreta de direcciones, lista de tareas, blocs de notas, e incluye herramientas de corrección ortográfica, permite el uso de filtros avanzados así como la inclusión de archivos adjuntos, y cuenta con una características muy prácticas y útiles a la hora de la gestión de tareas, como son los recordatorios o el seguimiento de procesos, entre otras cosas. Además, se trata de un servicio muy seguro que podremos podremos usar sin preocupaciones desde cualquier dispositivo ya que la información que contiene se aloja en un servidor web, no en el dispositivo utilizado. De esta manera tendremos acceso a la gestión de nuestro correo web desde cualquier lugar y en cualquier momento sin el riesgo de que nuestros mails se extravíen o se queden en ordenadores o móviles ajenos.

¿Cómo utilizar Horde Webmail?

El uso de esta herramienta es sencilla. Si buscamos accederdesde la página de gestión del host que utilicemos en cpnel, tendremos que hacerlo por medio de la sección que lleva el nombre de Correo Electrónico. Una vez hecho eso, habrá que cliquear en Cuentas de Correo. Después, en el correo que queramos gestionar, hacer clic en Más para acabar yendo al enlace denominado “Acceder a Webmail”. Al entrar en la interfaz de Horde, tendremos que seleccionar el idioma con el que nos sintamos más cómodos a la hora de operar. Una vez hecho esto, accederemos al menú principal de la herramienta, donde tendremos una vista general desde la que podremos visualizar varias de las funciones y funcionalidades mencionadas con las cuales podremos gestionar nuestro correo de forma más sencilla, organizada y clara. La pestaña más utilizada, normalmente, será la que lleva el nombre de “Correo” (que, junto con “Horde”, “Organización”, “Información”, “Opciones” y “Salir”, componen la lista de funciones que aparece en la parte izquierda de la interfaz). En esta opción de “Correo” se nos abrirá un desplegable desde el que podremos acceder a funciones como “Redactar” o “Buscar” mails, y tendremos acceso a “Drafts”, correos “Enviados”, “Papelera” y los “Filtros”. En la sección superior de la lista, por su parte, veremos otro menú de opciones desde donde accederemos a las funciones particulares de Horde Webmail (ej. podremos crear una lista negra, gestionar nuestros contactos, seguir nuestras tareas, y un largo etcétera).

Conclusión

En los tiempos que corren, los correos web se presentan como una solución adaptada y cómoda que cumple con todas las necesidades de comunicación en este sentido. Contiene todas las funcionalidades principales de los gestores de correo tradicionales, pero las posibilidades de conexión desde cualquier dispositivo y lugar sin necesidad de instalación de softwares adicionales, les convierten en una opción ideal para gestionar cómodamente y de manera sencilla el correo electrónico asociado a nuestro dominio. A esto hay que sumarle que su interfaz es intuitiva y básica, por lo que no ofrece complicación alguna. Sus funcionalidades adicionales terminan de cerrar el círculo de esta atractiva herramienta: ¡no podemos dejar de recomendarla!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Autor

Escribe un comentario