Tipos de USB: Todo lo que debes saber

La tecnología avanza, y con ella sus componentes. Los conectores y estándares USB son uno de esos complementos imprescindibles para la alimentación de variedad de dispositivos y para el funcionamiento de muchas de sus funcionalidades.

Estas piezas han ido desarrollándose a lo largo de los años, han ido surgiendo diferentes tipos y modelos, y se han ido adaptando algunas de sus características y diseños para insertarse en las nuevas necesidades e ir haciendo posible la incorporación de los progresivos avances que se han producido en sectores tan dinámicos como los de la tecnología y la informática. Si quieres conocer un poco más sobre la evolución de estos cables, y para qué están pensados, estás en el lugar indicado.

¿Qué es un USB exactamente?

Antes de entrar en los diferentes tipos de conectores, estándares, velocidades y conexiones, hagamos una parada en el concepto básico. Las siglas USB corresponden al concepto Universal Serial Bus. Se trata, en palabras sencillas, de un tipo de conexión universal. Y lo que hace es que, siguiendo un estándar, define el cableado, los conectores y los protocolos que deben utilizarse para una determinada conexión, comunicación o alimentación entre dispositivos electrónicos.

Tipología de estándares USB

El elemento diferenciador entre las distintas versiones de este ámbito es la velocidad a la que se transfieren los datos. De esta forma, los USB 1.0 son las versiones más antiguas, y por tanto las que ofrecen velocidades de transmisión más reducidas (hasta 1,5 Mbit/s (188 kB/s)). Mientras que el USB 3.2, que es el estándar más moderno —presentado hace apenas dos años— puede llegar a alcanzar tasas de transferencia de hasta 20 Gbit/s (2,5 GB/s). Entre medias tenemos una gama de grises que incluyen el USB 1.1, USB 2.0, el USB 3.0 y el USB 3.1. Sus velocidades de transferencia, como es de esperar, van en aumento, y su crecimiento es exponencial. Sus valores concretos son: hasta 12 Mbit/s (1,5 MB/s), hasta 480 Mbit/s (60 MB/s) y hasta 4,8 Gbit/s (600 MB/s) respectivamente. Esta última tasa de velocidad super alta, la del USB 3.1, es la que se utiliza generalmente en los conectores de tipo C, que es el tipo de conector USB que más se usa en la actualidad. 

Tipología de conectores USB

Ya que lo habíamos dejado por el conector de Tipo C y que se trata de uno de los que más se están utilizando últimamente, empecemos este apartado por ese. A diferencia del los conectores anteriores (A y B), el conector Tipo C puede conectarse por ambos perfiles, esa es una de sus principales características.

Por su parte el conector Tipo A es el que venía predominando entre periféricos y ordenadores, y también entre sus accesorios. Su forma es rectangular, e incluye las variantes mini y micro que, como su nombre indica, reducen su tamaño para poder utilizarse en aparatos más pequeños como cámaras de fotos y smartphones (el Tipo C, por su parte, ha venido a suceder de alguna manera a estos, especialmente al micro USB). El conector Tipo A sirve para todos los estándares salvo el más moderno, pero si se utilizan el estándar 3.0, incluyen una pestaña interna.

El Tipo B, por último, suele utilizarse para proporcionar alimentación a impresoras y escáneres. Su forma es algo más cuadrada y aparatosa, y también cambia su diseño para la conexión 3.0. Puede utilizarse también con los estándares 1.0 y 2.0.

Notas adicionales

Como vemos los estándares y los conectores USB no son lo mismo, aunque interactúan entre sí y forman parte del conjunto necesario para que se pueda hacer uso de esta tecnología. En un sector tan cambiante como este, no sería extraño que se tuvieran que incorporar a esta lista estándares y conectores nuevos en el futuro próximo. Versiones que lleguen a tasas de transferencia aún mayores, y que permitan una conexión más eficiente, estable y práctica. Cabe mencionar, además, que empresas como Apple, por ejemplo, directamente se han decantado por impulsar herramientas propias como son el conector Dock o el Lightning, que se utilizan para propósitos similares pero no se ajustan a las características del USB como tal. 

Si te has quedado con alguna duda y deseas consultarnos o quieres darnos tu opinión, déjanos un comentario y te responderemos lo antes posible. También puedes ponerte en contacto con nosotros haciendo click aquí.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Autor

Escribe un comentario